fbpx
¡ENVÍO GRATIS en pedidos superiores a 39€ en España!
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
porque tiembla mi perro

¿Por qué tiembla mi perro?

 

Los perros son animales increíblemente leales y cariñosos, pero a veces nos preocupan porque  tiemblan sin motivo aparente. Si tu peludo favorito tiembla, probablemente te preguntes qué le ocurre y cómo puedes ayudarle. En este artículo analizaremos por qué tiemblan los perros y qué podemos hacer para ayudarles. También trataremos algunas de las enfermedades que pueden provocar temblores en nuestros peludos, así como distintos métodos para prevenir y tratar estos problemas. Tanto si tienes experiencia como si eres un nuevo propietario, este artículo te ayudará a entender y cuidar a tu fiel compañero.

 

Tu perro tiembla debido al estrés

 

  • El estrés y la ansiedad son motivos frecuentes por los que un peludo puede temblar. Nuestros amigos de cuatro patas pueden estresarse o ponerse ansiosos por muchas razones, como cambios en la rutina, ruidos fuertes, acontecimientos traumáticos pasados o la separación de su dueño. Cuando un perro experimenta este comportamiento, también puede babear, tener movimientos oculares rápidos y evitar el contacto visual.

 

Soluciones: Los mordedores pueden aliviar el estrés y la ansiedad de nuestros amigos de cuatro patas. Al igual que el yoga o la meditación pueden calmar a los humanos, masticar puede ser una actividad zen para los perros. Cuando están ansiosos, los perritos tienden a masticar para calmar esos sentimientos. En MAIKAI PETS, ofrecemos una gama completa de mordedores 100% naturales, incluyendo madera de olivo natural, astas de ciervo y queso del Himalaya. Seguro que encontrarás lo que buscas en nuestra tienda.

 

Tu perro tiembla debido a una enfermedad

 

  • La enfermedad y el dolor también son causas potenciales de temblores en los peludos. Algunas enfermedades, como la enfermedad de Lyme, el parvovirus, la hipoglucemia y la enfermedad de Cushing, pueden provocar temblores. Del mismo modo, ciertos dolores, como la artritis, los problemas de cadera y los dolores musculares, también pueden provocar temblores.

 

Soluciones: Si tu perro tiembla con frecuencia o muestra otros síntomas de enfermedad, como fiebre, pérdida de apetito, vómitos o apatía, es importante que consultes a tu veterinario para que lo examine a fondo y le dé el tratamiento adecuado.

 

Tu perro tiembla a causa del frío

 

un perro en la cama que tiene frío

 

  • Los cambios de temperatura y las olas de frío también pueden ser una causa. Al igual que los humanos, los perros pueden enfriarse y temblar para generar calor corporal. Nuestros peludos también pueden temblar tras exponerse a temperaturas extremadamente frías o cálidas. Las olas de frío también pueden provocar escalofríos, además de otros síntomas como estornudos, tos y congestión nasal.

 

Soluciones: Para ayudar a un peludo que tiembla de frío, puedes proporcionarle un lugar cálido donde descansar, como una cama blanda con una manta. También puedes darle ropa de perro para que no pase frío durante los paseos.

 

Tu perro tiembla debido a la fatiga

 

  • La fatiga y la incontinencia urinaria también pueden influir en este fenómeno. La fatiga puede deberse a una actividad física intensa, a la falta de sueño o a una enfermedad subyacente. La incontinencia urinaria puede deberse a una infección urinaria o una enfermedad renal. Estas afecciones pueden provocar un aumento de la fatiga en nuestros peludos, que puede manifestarse en forma de temblores.

 

Soluciones: La mejor solución es dar a tu perro suficiente descanso y sueño. Asegúrate de que dispone de un lugar cómodo para descansar, como una cama o una almohada para perros. También puedes probar a darle masajes para aliviar la tensión muscular. Si observas que la fatiga persiste a pesar del descanso y el sueño, lo mejor es consultar a un veterinario para descartar cualquier otra causa subyacente.

 

Si tu peludo tiembla, es importante que conozcas las posibles razones de este comportamiento y busques la forma de aliviarlo. Si cuidas de tu mascota, contribuirás a mantenerla feliz y sana, al tiempo que reforzarás tu relación con ella. No dudes en consultar a tu veterinario si te preocupas por la salud de tu perro. Con un poco de paciencia y dedicación, puedes ayudar a tu perro a superar sus temblores y a llevar una vida feliz y sana. Por último, no olvides dar a tu compañero fiel cariño y afecto para que se sienta cada vez más querido y confiado.