fbpx
¡ENVÍO GRATIS en pedidos superiores a 39€ en España!
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Perro border collie blanco y marrón feliz al que le están auscultando en el veterinario

Diabetes en perros y gatos: todo lo que necesitas saber

A menudo, pasamos por alto la posibilidad de que nuestros peludos puedan enfrentar esta enfermedad, pero es esencial estar atentos a los signos y síntomas que podrían indicar la presencia de diabetes en nuestras mascotas. Aquí te contamos todo lo que necesitas saber sobre la diabetes en perros y gatos.

¿Cómo puedes saber si tu perro o gato está en riesgo de desarrollar diabetes?

Observa de cerca a tu peludo y presta atención a los siguientes signos:

  1. Aumento de sed y micción: si notas que bebe más agua de lo normal y tiene que hacer más viajes al arenero o al exterior, podría ser un indicio de diabetes.
  2. Pérdida de peso: a pesar de mantener su apetito, podría perder peso de manera inexplicada. La diabetes en perros y gatos puede hacer que el cuerpo no utilice la glucosa adecuadamente, lo que lleva a la pérdida de peso.
  3. Letargo y debilidad: si tu perro o gato parece menos activo de lo habitual o muestra signos de debilidad, es una señal de alarma que no debes pasar por alto.
  4. Cambios en la visión: la diabetes también puede afectar la visión de tu peludo. Si notas que tiene dificultades para enfocar o muestra signos de cataratas, es importante consultar a un veterinario.

Si observas uno o varios de estos síntomas en tu perro o gato, es crucial que consultes a un veterinario de inmediato. La detección temprana de la diabetes en perros y gatos es esencial para garantizar un tratamiento efectivo y evitar complicaciones graves. Tu veterinario llevará a cabo un examen para confirmar el diagnóstico de diabetes.

Perro apático tumbado sobre el suelo cerca del bol de pienso

¿Puede tratarse la diabetes en perros y gatos?

Aunque la diabetes es un enfermedad crónica, eso no quiere decir que tu peludo no pueda tener una buena calidad de vida y ser feliz.

El tratamiento de la diabetes en perros y gatos se basa en dos pilares principales: la administración de insulina y cambios en la alimentación y el ejercicio. Para ello, es imprescindible contar con el seguimiento y la supervisión de un veterinario.

Generalmente se recomienda una alimentación con bajo contenido en carbohidratos pero rica en fibras. Además, es esencial establecer horarios regulares de alimentación y evitar el consumo excesivo de golosinas procesadas o alimentos grasos. Si quieres premiar a tu perro, es recomendable optar por chuches naturales deshidratadas, con muchos más beneficios para tu mascota que las procesadas.

Recuerda que el seguimiento constante y las visitas regulares al veterinario son cruciales para evaluar la respuesta al tratamiento y ajustar las dosis de insulina si es necesario. Tu veterinario también puede proporcionarte pautas específicas sobre la alimentación y el monitoreo de los niveles de glucosa en casa.

Perro border collie blanco y marrón con diabetes al que le están poniendo una inyección en el veterinario.

¿Se puede prevenir la diabetes en perros y gatos?

Las causas de la diabetes pueden variar, pero la genética y el sobrepeso son factores de riesgo significativos. Al igual que en los seres humanos, la diabetes en perros y gatos se produce cuando el páncreas no produce suficiente insulina o cuando el cuerpo no puede utilizar eficazmente la insulina que produce. Esto lleva a un aumento de los niveles de azúcar en la sangre y a un desequilibrio en el metabolismo de la glucosa.

El tratamiento es complejo, caro y muy prolongado, por ello, la prevención es siempre el mejor remedio. Ayudar a nuestros peludos a tener una alimentación saludable y equilibrada, así como mantenerlos activos y en forma, puede prevenir que desarrollen distintas enfermedades.

Para ello podemos optar por mejorar la alimentación de nuestros peludos con sistemas como la dieta BARF, basada en ingredientes de origen natural, sin aditivos químicos ni conservantes artificiales. Estos alimentos suelen ser ricos en nutrientes esenciales como vitaminas, minerales y antioxidantes que fortalecen el sistema inmunológico de nuestros perros y promueven un metabolismo equilibrado. Descubre más sobre una dieta saludable para tu peludo aquí.

Perro feliz corriendo al aire libre

 

En conclusión, la diabetes en perros y gatos es una realidad que debemos tomar en serio, ya que además es una enfermedad cuya incidencia ha aumentado en los últimos años según nos cuentan en Animal’s Health. La detección temprana, el diagnóstico preciso y el tratamiento adecuado son fundamentales para garantizar la salud y el bienestar de nuestros peludos. No dudes en consultar a tu veterinario si observas cualquier signo de diabetes en tu perro o gato.

Al hacerlo, estarás tomando medidas proactivas para brindarle a tu peludo la atención y el amor que se merece.