fbpx
¡ENVÍO GRATIS en pedidos superiores a 39€ en España!
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Persona mayor dando una chuche a un perro de terapia

Caninoterapia: Todo sobre la terapia asistida con perros

terapia asistida de mayores con animales

Dentro de las terapias con perros encontramos la caninoterapia: una terapia asistida con perros dirigida a personas y niños con autismo, Asperger, diversidad funcional y casos de depresión. Aprovechamos que hoy 26 de julio celebramos el Día de los Abuelos para hablaros de las terapias asistidas con perros y los beneficios que estas tienen en las personas, sobre todo en las personas mayores. Si bien ya hablamos en nuestro blog de los grandes beneficios de las mascotas para el bienestar de los mayores, hoy nos centraremos en las terapias que se utilizan.

Beneficios de las terapias con perros

La caninoterapia, también conocida como terapia asistida con perros, es una forma de tratamiento que utiliza la interacción entre los seres humanos y los perros para mejorar la calidad de vida de las personas. Esta terapia se ha utilizado durante muchos años en diferentes contextos, como hospitales, centros de rehabilitación y escuelas. Los perros son animales especialmente adecuados para este tipo de terapia debido a su naturaleza amigable y su capacidad para establecer conexiones emocionales con las personas.

Los beneficios de la caninoterapia son numerosos. En primer lugar, esta terapia puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad en las personas. La presencia de un perro amigable y afectuoso puede crear un ambiente relajante y reconfortante, lo que puede tener un impacto positivo en el estado emocional del paciente. Además, interactuar con un perro durante una sesión de caninoterapia puede estimular la liberación de endorfinas en el cuerpo humano, lo que ayuda a mejorar el estado de ánimo y promover una sensación general de bienestar. Otro beneficio importante de la caninoterapia es su capacidad para fomentar el desarrollo físico y cognitivo en niños con discapacidades o retraso en el desarrollo.

En resumen, la caninoterapia es una forma efectiva de tratamiento que utiliza la interacción entre los seres humanos y los perros para mejorar la calidad de vida de las personas. Los beneficios de esta terapia incluyen la reducción del estrés y la ansiedad, el fomento del desarrollo físico y cognitivo, así como el fortalecimiento de habilidades sociales.

Definición de la terapias asistida con perros

La terapia asistida con perros es una forma de intervención terapéutica que utiliza la interacción entre los perros y las personas para promover el bienestar emocional, físico y social. Esta modalidad de tratamiento se basa en el vínculo especial que se establece entre los seres humanos y los perros, aprovechando las cualidades únicas de estos animales para mejorar la calidad de vida de las personas. En la terapia asistida con perros, se utilizan perros especialmente entrenados que trabajan en colaboración con profesionales de la salud, como psicólogos, terapeutas ocupacionales o fisioterapeutas. Estos equipos multidisciplinarios diseñan programas personalizados para cada individuo o grupo, adaptándose a sus necesidades específicas. Durante las sesiones, los participantes interactúan con los perros a través de actividades estructuradas o espontáneas, lo que les permite desarrollar habilidades sociales, emocionales y cognitivas. Los beneficios de la terapia asistida con perros son diversos y abarcan diferentes áreas. A nivel emocional, esta intervención puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, mejorar el estado de ánimo y aumentar la autoestima. En términos físicos, trabajar junto a un perro puede estimular el movimiento corporal e incrementar la fuerza muscular. Además, esta modalidad terapéutica favorece el desarrollo del lenguaje verbal y no verbal, así como habilidades cognitivas como la atención y concentración. En resumen, podemos afirmar que la terapia asistida con perros es una herramienta terapéutica efectiva que utiliza la interacción con perros entrenados para promover el bienestar de las personas. Esta modalidad de tratamiento ofrece beneficios emocionales, físicos y cognitivos, mejorando la calidad de vida de quienes participan en ella. La terapia asistida con perros es una opción cada vez más reconocida y utilizada en diferentes contextos, como hospitales, centros educativos o residencias de ancianos, demostrando su eficacia en diversas poblaciones y problemáticas.

Terapia asistida con animales en centros de día

El equipo de MAIKAI pudimos visitar el centro para mayores STIMA, donde pudimos ver cómo aplican las terapias asistidas con animales para mayores. En el siguiente vídeo podéis ver más sobre ellos:

Razas de perros para las terapias con perros

Existen diversas razas de perros que son especialmente adecuadas para llevar a cabo terapias asistidas. Estos caninos se caracterizan por su temperamento amigable, su capacidad de conexión emocional con las personas y su facilidad para adaptarse a diferentes entornos.

abuelo abrazando a golden retriever

Golden Retriever

Una de las razas más utilizadas en este tipo de terapias. Estos perros son conocidos por ser cariñosos, pacientes y muy inteligentes, lo que los convierte en compañeros ideales para trabajar con personas que necesitan apoyo emocional o físico.

Labrador Retriever

Estos perros son altamente sociables, juguetones y obedientes, lo que los convierte en excelentes compañeros tanto para niños como para adultos. Su energía positiva y su capacidad de aprendizaje hacen que sean ideales para ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas mediante actividades físicas o emocionales.

Border Collie

También destaca como una raza idónea para la terapia asistida. Estos perros son extremadamente inteligentes, ágiles y trabajadores. Son capaces de aprender rápidamente tareas específicas y tienen un gran sentido del deber hacia sus cuidadores humanos. Su naturaleza activa y su instinto protector hacen que sean perfectos acompañantes en programas terapéuticos dirigidos a mejorar habilidades cognitivas o motrices.

En resumen, las razas mencionadas anteriormente son solo algunas ejemplos dentro del amplio abanico de opciones disponibles cuando se trata de elegir un perro adecuado para realizar terapias asistidas. Cada raza tiene sus propias características y fortalezas, por lo que es importante evaluar cuidadosamente las necesidades de cada persona antes de seleccionar al compañero canino ideal. En cualquier caso, los perros utilizados en terapias asistidas brindan un apoyo emocional invaluable y contribuyen significativamente al bienestar de las personas que participan en estos programas.

Actividades de la caninoterapia

Las actividades de la caninoterapia son una forma efectiva y beneficiosa de terapia que involucra tanto a los perros como a los compañeros y facilitadores. Estas actividades se llevan a cabo en diferentes entornos, como hospitales, centros de rehabilitación y escuelas, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas.

Una de las principales actividades en la caninoterapia es el paseo con perros. Esta actividad proporciona una oportunidad para que las personas interactúen con los perros mientras realizan ejercicio físico. Los paseos pueden ser en parques o áreas al aire libre, lo que permite a los participantes disfrutar del contacto directo con la naturaleza mientras se benefician del apoyo emocional y físico que brindan los perros.

Otra actividad común en la caninoterapia es el juego interactivo. Esto implica juegos simples pero divertidos entre los participantes y los perros, como lanzar pelotas o jugar a buscar objetos. Estos juegos no solo promueven el movimiento físico, sino que también fomentan la interacción social y mejoran las habilidades cognitivas.

La terapia asistida por perros es una opción cada vez más popular para aquellos que buscan tratamientos alternativos basados en el amor incondicional y el apoyo emocional que solo nuestros amigos peludos pueden brindar.

Las terapias con perros incrementan el estado de ánimo

Las terapias con perros son una excelente opción para mejorar el estado de ánimo de las personas. Los perros, conocidos como los mejores amigos del hombre, tienen la capacidad de brindar compañía y afecto incondicional, lo cual puede tener un impacto positivo en nuestro bienestar emocional.

Los estudios han demostrado que la interacción con perros puede aumentar los niveles de hormonas relacionadas con la felicidad, como la oxitocina y la serotonina. Además, acariciar a un perro libera endorfinas en nuestro cuerpo, lo que nos hace sentir bien y reduce el estrés. Además del efecto químico positivo que tienen en nuestro cerebro, los perros también pueden ayudarnos a distraernos y alejarnos de nuestros problemas cotidianos. Cuando estamos interactuando con un perro durante una terapia, nuestra atención se centra en él y en su comportamiento amigable. Esto nos permite olvidarnos por un momento de nuestras preocupaciones y enfocarnos en algo más positivo.

Los perros entrenados para terapias son capaces de detectar cambios sutiles en el estado de ánimo de una persona y responder de manera adecuada, ofreciendo consuelo y compañía cuando más se necesita. La interacción con los perros durante las terapias puede ayudar a reducir la ansiedad, el estrés y la depresión.

Los perros también pueden ser beneficiosos para mejorar conductas negativas en las personas. Por ejemplo, aquellos que tienen problemas de agresividad o impulsividad pueden aprender a controlarse mejor al interactuar con un perro entrenado. La paciencia requerida para enseñar comandos básicos al animal puede ser transferida al individuo humano, fomentando así habilidades sociales positivas como el respeto por los demás y la empatía.

Contribuye a una mejor socialización

Las terapias con perros son una herramienta efectiva para contribuir a una mejor socialización en las personas. Estas terapias se han utilizado con éxito en diversos contextos, como escuelas, hospitales y centros de rehabilitación. Los perros son animales amigables y sociables por naturaleza, lo que los convierte en compañeros ideales para fomentar la interacción social.

Cuando las personas participan en terapias con perros, tienen la oportunidad de establecer vínculos emocionales con estos animales. Esto puede ayudarles a superar su timidez o ansiedad social al interactuar con otros seres humanos. Los perros actúan como facilitadores sociales, ya que su presencia relajante y amigable crea un ambiente seguro y cómodo para las personas.

Además, las terapias con perros también promueven el trabajo en equipo y la comunicación efectiva. Durante estas sesiones, se realizan actividades grupales que requieren cooperación entre los participantes. Esto les permite desarrollar habilidades sociales importantes, como escuchar activamente, expresar ideas y respetar diferentes puntos de vista.

persona mayor abrazando a un perro de terapia

¿Qué son los animales terapéuticos?

Los animales terapéuticos son aquellos que se utilizan en terapias y tratamientos para mejorar la salud física, emocional y mental de las personas. Estos animales, como los perros o los caballos, tienen la capacidad de generar bienestar y ayudar a reducir el estrés, la ansiedad y otros problemas de salud.

¿Qué hace un perro de servicio emocional?

Un perro de servicio emocional proporciona apoyo y comodidad a personas con discapacidades emocionales o mentales. Ayuda a aliviar el estrés, la ansiedad y otros síntomas al brindar compañía constante y amor incondicional. Su presencia puede mejorar el estado de ánimo y promover una sensación de bienestar en su dueño.

¿Cómo funcionan los perros de apoyo emocional?

Los perros de apoyo emocional funcionan brindando compañía y consuelo a las personas que sufren de problemas emocionales o trastornos mentales. Estos perros están entrenados para detectar cambios en el estado de ánimo y ofrecer apoyo emocional a sus dueños. Su presencia puede ayudar a reducir la ansiedad, mejorar el estado de ánimo y proporcionar un sentido de calma y seguridad.

Otras terapias asistidas con animales

Existen diferentes tipos de terapia con animales, como la terapia asistida con perros, la terapia asistida con caballos, la terapia asistida con delfines y la terapia asistida con gatos. Estas terapias se utilizan para mejorar el bienestar emocional y físico de las personas, proporcionando apoyo y compañía a través de la interacción con los animales.